Heather Nauert se retira de la nominación como embajadora de EEUU ante la ONU

0
113
Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos. Fotografía: EFE

Heather Nauert, quien se ha desempeñado como portavoz del Departamento de Estado, señaló que se retira de la nominación por razones familiares.

Heather Nauert, quien en diciembre pasado fue nominada por el presidente estadounidense, Donald Trump, como nueva embajadora ante la ONU, anunció su retiro por razones familiares, informó hoy el Departamento de Estado.

En un comunicado, Robert Palladino, portavoz del Departamento de Estado, agregó que el presidente estadounidense hará “pronto” un anuncio con respecto al delegado de Washington ante las Naciones Unidas, puesto que ocupó Nikki Haley hasta finales del año pasado.

Nauert, quien se ha desempeñado como portavoz del Departamento de Estado, agradeció a Trump y al secretario de Estado de EEUUMike Pompeo, su confianza por considerarla para el cargo de embajadora ante la ONU.

“Sin embargo, los últimos dos meses han sido agotadores para mi familia y, por lo tanto, es en el mejor interés que retire mi nombre de la consideración”, señaló la funcionaria, citada en el comunicado, y consideró “uno de los mayores honores” haber servido durante los últimos dos años en la Administración Trump.

Pompeo, citado en el mismo comunicado, destacó que Nauert desempeñó sus funciones con “una excelencia sin igual”, al tiempo que acogió con “gran respeto” su decisión.

“Le deseo a Heather nada más que lo mejor en todos sus esfuerzos futuros y sé que seguirá siendo una gran representante de esta nación en cualquier rol que encuentre”, agregó.

Nauert, de 48 años, llegó al Departamento de Estado de la mano del exsecretario Rex Tillerson en abril de 2017, y entre abril y octubre del año pasado también ejerció como subsecretaria para Asuntos Públicos.

Además, trabajó durante años como periodista para los canales Fox y ABC, y anteriormente se desempeñó como consultora en temas de salud, según su perfil en la web del Departamento de Estado.

Tras su nominación, debía someterse a un proceso de confirmación en el Senado, controlado por el Partido Republicano.

Fuente: Diario Las Américas (Web)